Estado de alarma “socialismo de casino, izquierda anémica, sindicalisno claudicante”