[12 Noviembre 2018] Concentración antirracista


Manifiesto conjunto de los colectivos antirracistas.

Nosotras las comunidades racializadas Afro-descendientes, Diáspora Africana, Mora/Musulmana, Gitana, Latinoamericana y Caribeña, y Asiática somos los cuerpos oprimidos por occidente. Aquí estamos las nietas de las indias que el colonialismo no pudo matar, las de las negras que el eurocentrismo no pudo exterminar y las nietas de las gitanas que las redadas genocidas no consiguieron aniquilar. Aquí estamos las hijas de las migrantes perseguidas por las políticas racistas de España, las solicitantes de protección internacional, las sin papeles y las que recordamos a Lucrecia Pérez Mato. Somos las descendientes de las comunidades racializadas que la supremacía blanca de Europa no ha podido asesinar.

Volvemos a salir a la calle un año más. Esta vez sin nuestrxs hermanxs, Mame Mbaye quien murió en Lavapiés perseguido por las redadas racistas del estado español. Nos falta Manuel Fernández Jiménez asesinado por las políticas carcelarias antigitanas del estado racista español y Mohamed Bouderbala asesinado en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Archidona, Málaga. Tampoco hoy están quienes perdieron la vida por las fronteras marítimas de ésta península fortaleza, ni todos aquellos cuerpos anónimos convertidos en cifras producto de la necropolítica española.

Estas vidas que nos han sido arrebatadas, no son para nosotrxs cifras, no son números en un expediente y no permitiremos que sean sus píldoras de placebo que ayudan a obtener la buena conciencia blanca del antirracismo moral. Ese que le gusta colocar rostros con todas las tonalidades para activar el juego de la democracia racial. Esto no es más que una estrategia cosmética que pretende legitimar la deshonestidad de personas que son puestas por el poder blanco para hablar en nuestro nombre dándose golpes en el pecho durante los periodos de elecciones. Frente a su oportunismo, nosotrxs decidimos tomar la calle de nuevo para reivindicar que las voces racializadas que irrumpieron el pasado 12 de Noviembre, no llegamos para ser toleradas ni tuteladas, sino que estamos aquí para subvertir el tablero de juego político.

Estamos aquí porque no aprobamos la militarización de las fronteras, ni las fronteras. No queremos ser perseguidxs por las redadas racistas, no queremos ser encerradxs en los Centros de Internamiento para Extranjeros, ni en las instituciones penitenciarias del estado racista, ni ser deportadas. No queremos que nuestrxs hermanxs, vendedorxs de la manta y lateros, sean perseguidos y criminalizados. No queremos la ley de extranjería, una ley cis-sexista y racista. No queremos que sus empresas sigan haciendo extractivismo en nuestros territorios afectando a nuestras comunidades y a los pueblos originarios. No queremos que los libros de historia sigan borrando la responsabilidad colonial del estado español y los genocidios que lo sustentan. No
queremos transitar por calles y estaciones de metro que rindan homenaje a asesinos y esclavistas.

Hoy celebramos colectivamente la herencia de nuestrxs antepasadxs, y hermanadxs en la lucha antirracista, hacemos un llamamiento a todxs lxs que confrontan a diario el racismo institucional y sus tentáculos políticos. A las hermanas que han plantado cara al sistema de explotación racista en los campos de Huelva, a lxs hermanxs gitanxs que tras 500 años de asedio y persecución siguen resistiendo orgullosamente al integracionismo de Estado, a lxs hermanxs manterxs que cada día nos demuestran, ante el acoso policial, que sobrevivir no es delito. A lxs hermanxs que el reino de España niega la protección internacional condenandolxs a la ilegalidad y a lxs hermanxs que nos ‘prueban’ cada día que nuestra humanidad no depende de un documento de identidad. A las personas trans-migrantes y refugiadas que pelean por un nombre, y luchan contra el borraje que hace de ellxs el reino de España. A todos y cada uno de los colectivos racializados que el poder blanco ha situado en el margen del margen de lo político y lo humano, a ustedes hermanxs nos dirigimos para iniciar un proceso de responsabilidad política que viva con la rabia que durante siglos hemos acumulado, que active el conocimiento que de la identidad política blanca y sus diversas caras hemos acumulado, se articule y movilice desde la experiencia de la materialidad en que nos han obligado a sobrevivir. Así como todos los recursos morales, políticos y no materiales que hemos heredado de nuestros ancestros para constituir un sujeto político racializado que de una vez por todas haga que nuestra voz sea escuchada, y que desde la autonomía política reivindique el espacio que nos pertenece. En definitiva, apelamos a la construcción de la herramienta política que ha de servir a la emancipación de todos los colectivos no blancos del Estado español, de los de más abajo de los de abajo.

Nuestra fuerza reside en nuestra posibilidad de crear juntxs, no en el colaboracionismo con el poder caritativo blanco. No olvidamos, y por eso estamos aquí, porque siempre andamos con nuestra larga memoria despierta, recordando que no queremos vivir en este mundo racista construido por la blanquitud. Recordándoles que estamos vivxs, que ustedes, blancos españoles europeos tienen la responsabilidad de reparar, y de abolir todas las estructuras colonialistas y de opresión, instituciones racistas y leyes que atentan contra nuestras vidas.